Depa independiente muy bien ubicado, por la Rampa.

Claudia által kiadott Teljes hotellakás

  1. 6 vendég
  2. 2 hálószoba
  3. 2 ágy
  4. 1 fürdőszoba
Nagyszerű kommunikáció
A nemrég nála megszállt vendégek 100 százaléka értékelte öt csillaggal Claudia kommunikációját.

AirCover

Minden foglaláshoz ingyenes védelem jár házigazda általi lemondás, pontatlan hirdetés, valamint egyéb problémák, például a szállás elfoglalása során felmerülő problémák esetén.
Néhány információt automatikusan lefordítottunk.
Este apartamento es un excelente lugar para llegar y conocer La Habana. Tiene dos habitaciones, así que es ideal para compartir con amigos o un viaje en familia. Aquí puedes estar cómodo y seguro ¡a solo unos pasos de la diversión! Gracias a la ubicación clave, tendrás fácil acceso a las zonas más populares del Vedado y Centro Habana.

El apartamento forma parte de un emprendimiento familiar que inició con mucha ilusión: con tu estancia impulsas nuestro sueño y trabajo. Te esperamos.

A hely
El apartamento es independiente y luminoso, como la ciudad misma; tiene sala-comedor, balcón, cocina y dos habitaciones con baño intercalado. Cada habitación cuenta con una cama matrimonial*. El edificio es pequeño, apacible y cuenta con un agradable Café en la planta baja, donde puedes desayunar o pasar el rato.

Hay varios lugares de interés que te quedan muy muy cerca. Aquí te mencionaré algunos, pero en la "Guía del huésped" (a la que tendrás acceso si reservas) podrás encontrar más.

SITIOS ICÓNICOS
El Malecón, bajando por calle 25 rumbo al mar (a 450 metros de distancia, a 6 minutos caminando).
Universidad de La Habana, L y 27 (a 550 metros de distancia, a 7 minutos caminando).
Hotel Nacional de Cuba, en O e/19 y 23 (a 450 metros de distancia, a 6 minutos caminando).
Cine Yara, en 23 y L (a 600 metros de distancia, a 4 minutos caminando).
La Rampa, se le llama así al área de la avenida 23 que va desde L hasta Malecón y donde puedes encontrar diversos lugares de interés (a 300 metros de distancia, a 3 minutos caminando).

RESTAURANTES Y CAFETERÍAS
“Neder Café”, cafetería en los bajos del edificio (para llegar solo necesitas bajar la escalera).
“El Biky”, restaurante, bar, cafetería y dulcería, en Infanta y San Lázaro (a 260 metros de distancia, a 3 minutos caminando).
“La Torre”, restaurante con mirador, en 17 y M (a 750 metros de distancia, a 9 minutos caminando).

BARES Y CLUBES NOCTURNOS
“Cabaret Las Vegas”, antro gay, en Infanta y 25 (a 93 metros de distancia, a 1 minuto caminando).
“La Zorra y el Cuervo”, club de jazz, en 23 e/O y N (a 290 metros de distancia, a 4 minutos caminando).

HOTELES que cuentan con piscina, bares, cafeterías, restaurantes y otras atracciones.
Hotel Vedado, en O e/23 y 25 (a 74 metros de distancia, a 1 minuto caminando).
Hotel Habana Libre, en L e/23 y 25 (a 400 metros de distancia, a 5 minutos caminando).
Hotel Capri, en N y 21 (a 450 metros de distancia, a 6 minutos caminando).

*Si desean rentarse más de 4 personas, podemos facilitarles un colchón inflable (también tamaño matrimonial)

Hol alszol?

1. hálószoba
1 db 125–149 cm széles ágy
2. hálószoba
1 db 125–149 cm széles ágy, 1 felfújható matrac

Ami a szálláshelyen vár

Kilátás az óceánra
Kilátás a parkra
Konyha
Ingyenes utcai parkolás
Mosógép a lakóegységben: Ingyenes
Légkondicionálás
Privát terasz vagy erkély
Csomagmegőrzés
Nem érhető el: Szén-monoxid-érzékelő
Nem érhető el: Füstérzékelő

7 éjszaka La Habana területén

2022. szept. 20. - 2022. szept. 27.

1 vélemény

Itt leszel

La Habana, Kuba

En los años cincuenta se decía que El Vedado era “uno de los barrios más ricos y más grandes de las ciudades americanas”. Aún hoy, El Vedado se distingue por su impecable diseño urbano, su hermosa arquitectura y su excepcional ubicación junto al mar. Con El Vedado La Habana se hizo moderna.

En los límites de El Vedado con Centro Habana, se hace más claro ese contraste entre dos épocas distintas en el crecimiento de la ciudad. Las diferencias heredadas también marcan hoy en día distancias de tipo social y económico entre aquellos que viven de uno u otro lado. Nuestro apartamento se encuentra justamente cerca de esos límites, lo cual te permitirá explorar esos contrastes y sus innegables atractivos.

Hace poco descubí en un periódico antiguo una descripción de la ciudad, con especificaciones sobre este barrio. A pesar de que la publiación es de los "roaring twenties", o felices años veinte, me encantó, ya que un siglo después el ambiente descrito no ha cambiado mucho. Ahí les va:

"Puede que La Habana no gane el campeonato mundial de ruido, pero al menos la pequeña Nueva York es silenciosa en comparación. Motores sin silenciar, vagones de tranvía que parecen mucho más interesados ​​en producir clamor que velocidad, vendedores aullando acerca de todo lo vendible, no son más que el telón de fondo de un alboroto ininterrumpido que impregna todos los rincones y grietas de la ciudad. Los hoteleros honestos le dicen con franqueza que pueden ofrecer todas las comodidades excepto la tranquilidad. Incluso en la iglesia se escucha el tumulto afuera, interrumpido a intervalos raros por la voz del predicador. No es simplemente el alboroto diurno de las horas de trabajo, aumenta constantemente desde el anochecer hasta el amanecer. Antaño el sereno, con su farol oscuro, su pica, su pistola, su manojo de llaves, su silbato y su cuerda, vagaba por las calles anunciando la hora y el estado del tiempo cada media hora. Su esfuerzo sería hoy en vano. Los habitantes veteranos parecen haberse vuelto insensibles a la constante turbulencia... Si te mudas a una de las pensiones del Vedado, el propio hogar recordará constantemente que sigues en La Habana. Los cubanos parecen prosperar con el ruido. Si tienen la desgracia de que se les niegue su amado fragor, no pierden tiempo en producir otro de sus propias gargantas. Después de una semana en La Habana, cruzamos el puerto en ferry y paseamos por la llanura detrás de la fortaleza de la Cabaña. Durante algún tiempo fuimos conscientes de una indefinible sensación de extrañeza, llegando casi a la incomodidad. Habíamos recorrido una milla o más cuando de repente descubrimos que se debía al silencio desacostumbrado. (Century Magazine, "Havana, a Babel of sound". Needles Nugget, Volume 7, Number 37, 10 September 1920)

Házigazda: Claudia

  1. Csatlakozás időpontja: 2017. október
  • 4 vélemény
  • Személyazonosság igazolva
Me encanta conversar y escuchar historias.

Társházigazdák

  • Sonnia

A szálláshelyen eltöltött időd során

El apartamento es independiente, así que no estaremos normalmente en la propiedad. Si nos necesitas, llámanos y te ayudaremos.
  • Nyelvek: English, Español
  • Válaszadási arány: 100%
  • Válaszadási idő: egy órán belül
A fizetésed védelme érdekében soha ne utalj pénzt és ne kommunikálj az Airbnb webhelyén vagy appján kívül.

Tudnivalók

Házirend

Érkezés: 15:00 után
Távozás: 12:00
Tilos a dohányzás
Bulik vagy rendezvények befogadására nem alkalmas

Egészség és biztonság

Az Airbnb COVID-19-cel kapcsolatos biztonsági gyakorlatai érvényben vannak
Nincs szén-monoxid-érzékelő
Nincs füstérzékelő

Lemondási feltételek